Skip to content

Hesiquía

by en 13 agosto, 2009

Indica al mismo tiempo recogimiento, silencio, soledad interior, unión con Dios.

Dicho término es técnico en la historia de la espiritualidad monástica, para indicar el estado de calma y silencio de todo el ser del hombre, necesario para permanecer con Dios.

Una concentración sobre lo único necesario ( Lc 10, 42) buscada también mediante condiciones externas.

A veces, el término podrá referirse solamente al aspecto interior y espiritual, o bien a las condiciones externas que favorecen a ambas cosas juntas.

(Extraído de “Filocalia” Editorial Lumen, 2003)

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: